¿Seré dependiente emocional?

¿Seré dependiente emocional?

Si alguna vez te has preguntado por qué tus relaciones de pareja son insatisfactorias, por qué siempre sufres por amor y por qué a pesar de eso no quieres estar solo o sola, y siempre estás en una relación; tal vez este artículo pueda ayudarte a entender qué te pasa.

El deseo de estar acompañado, de tener una relación con alguien es normal y sano, a la mayoría de las personas les gusta sentirse especiales para alguien, amar y ser amados. Por lo que si tienes una relación en la que sientes esto, que es equilibrada y satisfactoria para ambos, no tienes de que preocuparte.

“Pero una cosa es el deseo de estar en una relación y otra la necesidad de estar acompañado”.

El problema es cuando se establece una relación desequilibrada, donde uno de los miembros es más importante o tiene más derechos que el otro, o donde uno domina al otro. El desequilibrio suele ir acompañado de insatisfacción por parte de la persona sumisa, de dependencia y de miedo a la pérdida o al rechazo. Es entonces cuando se sufre por amor. Y el amor sano no duele.

Si se establece este tipo de relación y ésta se sostiene a pesar del sufrimiento, estaríamos hablando de una situación de dependencia emocional o afectiva.

Si bien existen varios tipos de dependientes emocionales, dominantes o sumisos, hay un tipo de dependencia afectiva más clásica que es la que se da en mayor medida y de la que hablaré aquí.

“Decimos que una persona es dependiente emocional cuando intenta satisfacer sus necesidades o carencias afectivas de modo desadaptativo con otras personas, ya sea con la pareja, la familia o amigos”.

Jorge Castelló Blasco, especialista en dependencia emocional dice que “la esencia de este problema es que el dependiente presenta una frustración o una insatisfacción en su área afectiva que pretende compensar centrándose preferentemente en sus relaciones de pareja”.

A este problema Walter Riso lo denomina apego afectivo, porque para este autor la persona se apega a una vinculación obsesiva, permanente, insistente dado que no concibe poder vivir sin eso.  La persona dependiente cree que esa vinculación la hará feliz, que le dará seguridad y que le dará sentido a su vida.

Este autor nos recuerda que el apego es la incapacidad a renunciar a un deseo cuando debe hacerse. En ese sentido habla de apego desadaptativo, cuando genera sufrimiento y a pesar de ello la persona no puede separarse, o no tiene control sobre su conducta.

 

¿Cuáles son las características de la dependencia emocional?

  • Establecer relaciones de pareja desequilibradas
  • La pareja ocupa un lugar muy importante en la vida de la persona
  • Su estado de ánimo va en función de dicha relación
  • Su tiempo se dedica a la otra persona
  • Idealización de la otra persona
  • Sumisión hacia la pareja
  • Sus pensamientos giran en torno a la aceptación o rechazo del compañero o compañera
  • Deseo insaciable de estar con la pareja
  • Sentirse mal, con ansiedad o inseguridad si no se está con la otra persona
  • Necesidad de estar en contacto con la pareja cuando se está lejos, a través de llamadas o mensajes
  • Necesidad de estar en contacto físico cuando se está cerca de la pareja
  • Miedo al abandono, a la ruptura y/o al rechazo
  • Miedo a estar solo o sola
  • Encadenar una relación tras otra
  • Baja autoestima
  • Búsqueda de validación externa, complacencia, necesidad de agradar
  • Síndrome de abstinencia después de la ruptura

Si te has sentido identificado o identificada con algunas o varias de estas características es muy probable que tengas un perfil de dependiente emocional. En ese caso tienes que saber que no es necesario sufrir por amor y que puedes superar este problema. Con ayuda profesional de un psicólogo o psiquiatra entrenado puedes vencer esta dependencia. También existe abundante biobliografía sobre este tema, que puede serte de utilidad para autoconocimiento y/o para adquirir herramientas que te ayuden a superarte.

Bibliografía

  • Bowlby, J. Una base segura: aplicaciones clínicas de una teoría del apego. Ed. Paidós, 1989.
  • Castelló Blasco, J. Dependencia emocional: características y tratamiento. Ed. Alianza Ensayo. 2005
  • Castelló Blasco, J. La superación de la dependencia emocional. Ediciones Corona Borealis. Málaga, 2012.
  • Mansukhani, A. Curso “Tratamiento de la dependencia interpersonal y los traumas de apego en adultos”. Barcelona, 15 y 16 de Julio de 2016.
  • Riso, W. ¿Amar o depender?: cómo superar el apego afectivo y hacer del amor una experiencia plena y saludable (9edª). Ed. Zenith, 2014

Laura López Galarza

Psicóloga Sanitaria. Terapeuta EMDR